#Literatura infantil #Infancia nº 458 #Boken om Pippi Långstrump, de Astrid Lindgren. Ilustraciones de Ingrid Vang Nyman

MG Pippi

Aula voladora de Melocotón Grande
#Literatura infantil #Infancia nº 458

Boken om Pippi Långstrump, de Astrid Lindgren. Ilustraciones de Ingrid Vang Nyman

Pippi Långstrump (Pippi Calzaslargas, 1945), Pippi Långstrump går ombord (Pippi Calzaslargas se embarca, 1946) y Pippi Långstrump i Söderhavet (Pippi Calzaslargas en los mares del sur 1948). Raben & Sjögren. Estocolomo, Suecia. Cartoné. 138 pp. 21,5 x 16,5 cm

Ningunos padres sensatos deben temer a Pippa. Quienes si deben temerla son los padres incoherentes.

Astrid Lindgren presenta una infancia libre de reprimendas y regaños, anima a los padres a enseñar el camino del libro a los hijos, da consejos a escritores que quieren escribir para niños. Incluso las historias del siglo XX de Pippi Calzaslargas, de Astrid Lindgren, debían mucho al género de cuentos de hadas y popular con sus cómicas y fantásticas aventuras protagonizadas por una traviesa pelirroja que, con una fuerza física sobrehumana y una  y una ilimitada riqueza a su disposición, trascendía los límites de las vidas de los niños suecos corrientes.

En Suecia se produjo, en los años treinta, una gran discusión sobre los métodos pedagógicos. En 1941, Lindgren sensibilizada por el tema y contraria a las prácticas educativas autoritarias del momento, preparó un manuscrito con las historias que le contaba a su hija por las noches. Fue rechazado por numerosas editoriales debido a su atrevida defensa de métodos antiautoritarios. Lindgren propuso una nueva forma de mirar la infancia. Pippi es una niña todopoderosa, descarada, divertida y de gran vitalidad, que consigue organizarse muy bien sin padres. La autora fue consciente de la provocación de su novela. “Con la esperanza de que no alarme a la Oficina del Menor”. Pippi es la subversión explícita: una niña que vive sola sin la tutela de los adultos, que hace lo que le place y no tiene miedo a las autoridades, a las que controla gracias a su ingenio.

Cuando a Pippa la invitan a casa de sus amigos se pone muy nerviosa y no quiere ir pues se conoce lo suficiente: “intento portarme como es debido pero la gente piensa que no lo hago”. Pippa, que “no era un alma paciente”, no había tenido nunca ni el cariño atento ni las explicaciones serenas de unos padres. Y no sólo no es de extrañar su comportamiento, sino que incluso merece elogio tanto su vitalidad como su desparpajo.

El cabello de Pippa “tenía exactamente el color de las zanahorias y estaba recogido en dos trenzas que se levantaban en su cabeza, tiesas como palos. la nariz parecía una diminuta patata y estaba sembrada de pecas. Su boca era grande y tenía unos dientes blancos, de niña sana. Su vestido era verdaderamente singular. Ella misma se lo había confeccionado. Al parecer había sido azul, pero al no tener bastante tela de este color, Pippa había añadido aquí y allá trozos rojos. En sus piernas, largas y delgadas, llevaba un par de medias, no menos largas, una negra y otra de color castaño. Calzaba unos zapatos negros que eran exactamente el doble de grande que sus pies.

En noviembre del año 1945 fue publicada por Rabén & Sjögren la primera edición de Pippi Calzaslargas, una historia escrita por Astrid Lindgren e ilustrada por Ingrid Vang Nyman. La autora sueca había concebido a su particular personaje y sus aventuras junto a su mono, Mr. Nilsson, en el año 1941, en condiciones muy especiales.

Karin, la pequeña hija de Lindgren, enfermó de pulmonía durante el invierno del año 1941. Estando en cama guardando reposo, la pequeña suplicó a su madre que le contara una historia sobre una niña llamada Pippilotta Viktualia Rullgardina Krusmynta Efraimsdotter Långstrump y así surgieron las primeras peripecias de la hija delcapitán Efraim Långstrump, que vivía en una casa llamada Villa Villekula junto a su inseparable mono.

Por algún tiempo, Lindgren entretuvo a su hija y a sus amigos narrando, de forma oral, las aventuras de Pippi, hasta que en el año 1944, gracias a una fractura en su pierna, la autora debió guardar cama y en su tiempo de ocio se decidió a plasmar en papel la historia de su personaje, que posteriormente presentó a la editorial Bonniers, donde fue rechazado.

Fue la Rabén & Sjögren la que finalmente accedió a publicar la historia de Astrid Lindgren, luego de que Pippi Calzaslargas se impusiera como ganadora en un concurso convocado por esta editorial sueca en el año 45. La narración resultó ser un completo éxito y Lindgren escribió dos nuevas aventuras para su pequeña heroína:

Estas publicaciones son consideradas las narraciones originales del personaje de Lindgren; sin embargo, posteriormente fueron editados libros compilatorios, así como ediciones para colorear llevadas al inglés y narraciones breves en torno al universo de Pippi.

Su primera adaptación al cine se produjo en el año 1949, con un guión que recopilaba los tres libros de la heroína de Lindgren. En el año 1961, la serie de televisión Shirley Temple’s Storybook dedicó uno de sus episodios a Pippi Calzaslargas, y ocho años más tarde fue producida una serie de televisión a cargo de la cadena sueca Sveriges Radio TV, con la actuación de Inger Nilsson.

Hasta nuestros días, la historia de Pippi Calzaslargas ha sido traducida a 70 idiomas y es considerada uno de los grandes éxitos de la literatura infantil y juvenil. El premio Astrid Lindgren fue creado en 1967 por la editorial Rabén & Sjögren con motivo del cumpleaños número 60 de la escritora.

MG. Pippi2