#Animación nº 469 #Ginga Tetsudo 999 (Galaxy Express 999), de Leiji Matsumoto

MG. Capitan Harlock

Aula voladora de Melocotón Grande
#Manga nº 469

Ginga Tetsudo 999 (Galaxy Express 999), de Leiji Matsumoto

Título original: 銀河鉄道 999. Shonen Gahosha, 1977. Edición española: Norma Editorial. Barcelona, octubre de 2016. Edición integral comic manga, cofre de dos volúmenes. 1088 pp. Cartoné. 14,8 x 21 cm

Leiji Matsumoto transporta con lirismo al lector por unos mundos futuristas, describiendo con sensibilidad y poesía los sentimientos de sus personajes y la atmósfera en la que se mueven.

Este manga cuenta la vida y los personajes de Tetsuro, un joven huérfano que sube a bordo de un tren intergaláctico en compañía del enigmático Maetel de largos bucles rubios. Sus personajes, en especial el capitán Harlock (Albator) o la encantadora Maetel le han dado a Leiji Matsumoto fama mundial y han logrado que se le reconozca como uno de los grandes mangaka de su época.

Comenzó su carrera dibujando shojo manga su nombre real Akira Matsumoto y en 1965 adoptó el pseudónimo de Leiji. Casado con Miyako Maki, que sigue junto a él su propia carrera de mangaka, su prolífica obra ha sido adaptada a los dibujos animados para la televisión y el cine. Su primer manga de ciencia ficción, Sexaroid, tuvo muchísimo éxito y le despertó el gusanillo del manga de acción para chicos.

Ha creado diferentes series sobre sus admirados artistas del pasado. En Nibelungu no yabiwa (El anillo de Nibelungo) rinde homenaje a Richard Wagner, cuya obra adapta situándola en el planeta Rhin. Leonardo da Vinci también le inspiró una historia apasionante: La nave espaciotemporal del ángel: la leyenda de Leonardo da Vinci. Leiji Matsumoto es uno de los primeros mangaka cuya obra filmada se ha exhibido en el extranjero. Su prestigio podría bastarle, pero sus ambiciones apuntan más lejos: a que el manga desde sus orígenes hasta hoy encuentre el lugar que merece en la cultura internacional.

Para muchos, cuando los mares de la Tierra se extinguieron la humanidad estaba acabada. Sin embargo, unos pocos creyeron con inquebrantable fe en un nuevo y brillante futuro para los hombres… Fueron ellos quienes partieron entonces hacia ese nuevo mar infinito: el espacio.

MG. Galaxy Express 999