#Álbum ilustrado nº 554 Hilderita y Maximilian, de Fernando Krahn (1968)

MG. Hilderita 2

Aula voladora de Melocotón Grande
#Álbum ilustrado nº 554

Hilderita y Maximilian, de Fernando Krahn (1968)

Primera edición original en español: Editorial Juventud. Barcelona, 1 de junio de 1979. Cartoné. 4o pp. Cartoné. 19,5 x 21 cm. Impreso en Barcelona

Narra la búsqueda del amor idílico que acaba culminando con la magia

Estamos ante una nueva versión, a todo color de la entrañable obra de Fernando Krahn, “Hilderita and Maximilian”, publicada por primera vez en EEUU en 1968. Una historia tierna y sencilla, sobre el amor y la familia, con el trazo limpio, la dulzura y el humor inteligente que caracteriza la obra del inolvidable autor e ilustrador. Caricaturista, ilustrador, fotógrafo, vivió en Chile y Nueva York (1963-68). Desde el golpe de estado en su país, en 1973, se instaló en Sitges. Colaboró con prensa de todo el mundo: The New Yorker, Herald Tribune, Die Zeit, Stern, La Repubblica, La Vanguardia y El País.

MG. Hilderita

Primera edición original en catalán: Editorial Kalandraka. Sevilla, 2004. Cartoné. 36 pp. Cartoné. 22 x 22 cm. Impreso en Sevilla

Èranse una vez dos chinitas: Hilderita Roja y Maximiliano Amarillo. Se encontraron en la copa de un sombrero de copa. Y se gustaron mucho. 

Fernando Krahn, que colaboró en La Vanguardia durante 26 años con sus ilustraciones y Dramagramas, historietas gráficas, siempre tuvo una especial inclinación por el dibujo animado. Explica Santiago Krahn: “En 1972 le concedieron una beca Guggenheim de animación y este campo fue para él un sueño no realizado hasta el momento en que pudo ser”. En este sentido, empezó a publicar semanalmente en octubre de 2008 en La Vanguardia una serie de breves animaciones bajo el título de Krahnology hasta que le sobrevino la muerte en febrero de 2010. En la colección LIBROS PARA SOÑAR también se encuentran las obras “¿Quién ha visto las tijeras?” y “Huellas gigantes”. El sello Libros de la Mora Encantada reeditó otro de sus trabajos: “Cuenta que te cuento”. Krahn creó más de 60 cuentos, la mayoría sin palabras, y unos 40 más junto a su esposa. “Él lamentaba que la mayoría de las publicaciones sean momentáneas, se editan unos ejemplares y ahí queda el proyecto”.