Talleres de Melocotón Grande

Talleres de Melocotón Grande

En estos últimos cincuenta años, la media anual de libros infantiles y juveniles publicados es de 6700 novedades, y la de descatalogados es de 6000. Novedades, descatalogados y reimpresiones suman un total de 625.000 títulos…

MELOCOTÓN GRANDE: Proyecto

¿Qué es la ilustración y la literatura ilustrada? Aunque esta pregunta parece algo evidente muchos han olvidado, y con razón, en qué consisten estos dos conceptos. Si hablamos de una persona ilustrada como aquellos intelectuales del siglo XVIII se supone que eran los que tenían la capacidad de explicar algo a los demás con pruebas o ejemplos que ayudasen a aclarar ese concepto o esa idea. La ilustración, el dibujo o pintura que acompaña un texto literario debe cumplir esa función o al menos una similar: aclarar aquello que se está contando o, al menos, arrojar una luz sobre ello aportando una interpretación, una imagen plástica (en este caso literalmente) o una opinión.

Al principio del texto hemos dicho que se ha olvidado con razón qué es la ilustración y la literatura ilustrada y esta es una de las afirmaciones que debemos tener en cuenta para ayudarnos a concretar con claridad el objetivo de nuestra tarea. La ilustración y el ilustrador de hoy en día se dedica, en muchas ocasiones (demasiadas), a un tipo de dibujo o concepto enraizado en un lenguaje publicitario que únicamente apela a criterios retóricos con lo que el que lo contempla no puede asociar aquello que se representa con lo que se quiere expresar (anunciar en este caso) porque en muchos casos no es más que un símbolo o una apelación sensorial. Por ejemplo si alguien que ve el dibujo (el icono) de una manzana mordida en un cartel no sabe que se refiere a los ordenadores Apple no conseguirá establecer nunca una asociación de ideas que lo lleve de la fruta a la informática. Este discurso puramente retórico y totalmente disociativo se ha extendido a muchas artes por culpa de un bombardeo mediático increíblemente agresivo (aunque debemos aclarar, por supuesto, que la publicidad no es un arte a pesar de puede llegar a cumplir una función valiosa dependiendo de los fines a los que se preste) como el cine, el teatro, la fotografía o el cómic y ha creado interferencias que dificultan la comprensión a la hora de entender aquello que se quiere expresar muchas veces deliberadamente y otras insconscientemente debido a que (este discurso) está tan enraizado en los medios de comunicación que se toma como norma queriendo y sin querer incluso amparándose muchas veces en la todopoderosa influencia de la cultura y contracultura pop.

El proyecto de Melocotón Grande pretende recuperar la legitimidad de la ilustración como un medio que ayude a entender mediante la literatura qué nos puede aportar un artista plástico al discurso escrito, cómo entiende aquello que ha leído y cómo es capaz de complementarlo aportando, incluso, significados nuevos que siempre estén relacionados con los textos de una manera asociativa, no disociativa. Para ello se va a elaborar poco a poco un catálogo de reseñas en el que se incluyan sólo obras de gran calidad literaria y artística que serán criticadas y analizadas desde una perspectiva constructiva y, dentro de nuestras posibilidades, lógica estableciendo tres apartados o secciones: literatura infantil ilustrada, literatura para adultos ilustrada y cómic. Añadimos con gran satisfacción un apartado sobre cómic porque realmente es (oficialmente) un arte tan antiguo como el cine que desde una perspectiva crítica prácticamente no ha sido tomado en serio por lo que intentaremos escudriñar cuáles son las virtudes y las características del llamado arte secuencial, uno de los grandes refugios para muchos pintores y dibujantes.

Ante todo no queremos que todas estas ideas sean consideradas como un ejercicio de arrogancia por nuestra parte sino todo lo contrario. En esta manifiesto queremos enfatizar que nuestra labor se basa única y exclusivamente en la filantropía (no buscamos ningún tipo de remuneración económica ni de reconocimiento por parte de nadie) y en las ganas de explorar bajo nuestro criterio (un criterio que intentaremos justificar en cada reseña) qué obras son dignas de mención dentro de la maraña de publicaciones que se han editado a lo largo de la historia para crear, por qué no, un canon totalmente subjetivo y personal pero, repetimos, siempre justificado. Debemos decir, para finalizar, que nuestra labor es meramente divulgativa y que pretende, sobre todo, recuperar cierta inocencia a la hora de juzgar y analizar un texto intentando ver qué tiene de particular y de qué manera puede valerse por sí mismo sin abusar de la referencia y la comparación con otros similares, esto es, intentar partir de un kilómetro 0 para que todo el mundo tenga una guía a la que acogerse y sea capaz de intentar protegerse de ese aluvión de información que está a disposición de cualquiera en todo momento y del que al final hay que defenderse para evitar sentirnos confundidos.

About Melocoton Grande